15 enero 2013

Mezcla de verano y de invierno



Siempre he separado mi ropa de verano y mi ropa de invierno en armarios diferentes, pero desde hace un par de años me cuesta cada vez más hacerlo. En realidad separo sólo ciertas prendas, porque no me resulta nada eficiente. Me empecé a dar cuenta de que había ropa de verano que quedaban perfectas en looks de invierno, y tenía que andar de un armario a otro.

Te dejo algunos consejos para mezclar prendar de distintas temporadas:



1. Si tienes un veraniego vestido de flores, en otoño lo puedes seguir usando. Combínalo con medias tupidas color marrón, unos botines de ante y un chaleco de pelo o una parka. Le darás un estilo boho-chic que hará lucir al vestido incluso mejor que en los días de calor.


2. Los vestidos de gasa cortitos de verano también son aptos para el invierno. Muchas blogueras de moda los llevan con jerséis de punto encima (generalmente anchos u oversize), dejando ver únicamente la parte inferior del vestido, como si fuera una minifalda.


3. Colores vivos y flúor como el amarillo, el naranja o el fucsia. Más que nunca los colores no entienden de estaciones. Este año, por ejemplo, hemos visto amarillo neón, azul chillón y naranja mandarina en muchos de los desfiles de otoño/invierno. No consideres ciertos tonos como exclusivos del verano, pues combinados con tonos neutros son perfectamente aptos para invierno. Por ejemplo, puedes combinar el amarillo con gris, el naranja con beige y el azul con negro.


4. Shorts. Los pantalones cortos se pueden utilizar indistintamente tanto en verano como en invierno, salvo los de pana o ante que no son muy convenientes en los días calurosos. Si los que tienes en tejido vaquero te parecen muy veraniegos, prueba a combinarlos con tonos otoñoles: grises, marrones, mostaza, granate o negro. Quedarán estupendos. Prueba con los que tienen lentejuelas con media tupida.


5. Blusas o camisetas de manga corta. No las abandones cuando llegado septiembre. Un truco para llevarlas también en los días de más frío es tener en nuestro armario una chaqueta de punto muy gruesa, que podremos llevar bajo un abrigo no muy ceñido. El viejo truco de las capas y más capas en invierno.


6. Botines. Si te atreves, puedes llevarlos en verano como hacen muchas fahion victims combinados con vestidos blancos de estilo hippy. Quizá no es lo más coherente, pero se ve mucho por la calle.

7. Prendas de color blanco .El blanco puro que se mezcla con estampados, como el estampado leopardo o el estampado oriental, otras dos modas que pegarán fuerte en pocas semanas.

8. Mezcla colores primaverales con otros más veraniegos. Burdeos con los suaves nude funciona ahora como perfecta forma de transición del invierno a lo nuevo.

Espero que pongáis estas ideas a prueba, veréis como se os ahorráis algún dinerito, porque vais a tener outfits nuevos, mezclando las dos temporadas :)

Publicar un comentario
Blogging tips